Tuesday, June 21, 2011

VIDENCIA Y EL AMOR


Si tienes dudas sobre el amor, utiliza esta herramienta, este don que poseen algunas personas para ver tu futuro en el amor ...... Puedes también prevenir muchas cosas importantes para tu vida en relación a la salud, negocios o dinero.
La clarividencia es la capacidad de percepción extrasensorial por la cual algunas personas recibirían información por medios no-corporales y que escaparían a los explicados científicamente por la física clásica. Aunque existen muchos testimonios de personas que supuestamente tienen este don  no existe ninguna evidencia científica adecuada de que tal capacidad exista, ni ningún experimento ha detectado fenómenos de clarividencia.
Esta percepción se caracterizaría por captar fenómenos que quedan fuera del alcance de los cinco sentidos. La telepatía se incluye en este tipo de percepciones. A diferencia de esta última, la clarividencia explícitamente implicaría la "visión de imágenes" reales físicas, de la mente (memoria) de otro individuo, de entidades mitológicas o desconocidas por la ciencia actual, y no el hecho de captar conceptos abstractos de otra mente. En las visiones de los clarividentes, no tienen manera de saber si lo que se esta viendo es un hecho actual, pasado o futuro, ya que no tienen escala temporal.
Se consideraría un don innato, pero a diferencia de lo que se cree comúnmente, se debería desarrollar por medio de meditaciones y cantos mántricos.

La videncia o adivinación es una hipotética habilidad de quienes afirman poder predecir hechos venideros, por sí mismos o mediante el uso de sortilegios. Históricamente esta habilidad ha sido compensada por algún tipo de retribución económica, aunque hay quienes dicen practicarla sin ánimo de lucro. Videncia o clarividencia, también llamada adivinación es la presunta cualidad que poseerían.
La capacidad atribuida de adivinar el futuro es una creencia que se pierde en la noche de los tiempos, indudablemente asociada a la ansiedad que siente el ser humano por su futuro y por lo impredecible. Abierta o clandestinamente, está presente en todas las sociedades y culturas sin excepción alguna, desde el neolítico hasta nuestros días, y a pesar del triunfo del empirismo científico como única visión cosmológica dominante.
Las personas a las que se atribuye tal habilidad suelen estar revestidas, según parte de la sociedad, con alguna cualidad especial, bien sea innata («tener don», «venir de familia», etcétera) o adquirida mediante iniciación u ordenación sacerdotal o de cualquier otro tipo, incluida la «superioridad» que proporciona el hecho de aparecer, por ejemplo, en televisión.
Hoy por hoy, la videncia se practica abiertamente en la mayoría de sociedades occidentales a través de consultas o mediante medios telefónicos, casi siempre apoyándose en algún sortilegio como la cartomancia, astrología, etc; que parece dotar al vidente de mayor autoridad. Jurídicamente se considera bajo el amparo de la libertad de creencias protegida como derecho fundamental por la mayor parte de legislaciones democráticas, si bien ello no impide que se persigan las estafas de importancia cometidas por videntes basándose en la credulidad o deseo de creer de muchas personas.

Antiguamente la palabra se utilizaba también para definir a aquellas personas con el don de la profecía en un contexto religioso, pero este uso se ha perdido. En el contexto religioso, había los adivinos entrenados, los que supuestamente tenían el don y habían sido formados por otros adivinos expertos. En el otro extremo, estaban los hombres y mujeres sabios de los pueblos, que ayudaban a la comunidad en la que vivían sin pedir nada a cambio y la gente solía darles la "voluntad", es decir, lo que pudiesen pagarles, ya fuera comida, leche o dinero. Estos hombres y mujeres, además, conocían a la perfección la medicina tradicional y conocían toda clase de plantas y setas curativas y venenosas, por lo que la gente de los pueblos solía ir a pedirles ayuda en cuanto estaban enfermos. No obstante, años más tarde, empezó a considerárseles brujas y brujos, por lo que éran perseguidos por lo ya conocido como "Caza de Brujas" durante la Inquisición. Durante éstos años de "Caza de Brujas", se podía acusar de bruja a una chica joven por que su mascota era un gato negro o una anciana por que vivía sola en una casa o a un hombre que conocía a la perfección la medicina tradicional

GABINETE DE VIDENTES :

806 556 200 .Coste maximo red fija 1,18 euros por minuto, red movil 1,53 euros por minuto.
984980251 Coste de pago con visa 1 Euro por minuto
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...